Side Menu
Geinsur | 3 claves fundamentales en albañileria
2448
post-template-default,single,single-post,postid-2448,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

3 claves fundamentales en albañileria

3 claves fundamentales en albañileria

¿Quién no se ha visto involucrado alguna vez en alguna reforma o situación similar?

La construcción es un aspecto muy importante a la hora de elegir vivienda, e incluso más adelante cuando estamos establecidos se nos pueden presentar muchas ocasiones en las que necesitemos algún que otro pequeño arreglo.

Para estar preparado viene muy bien tener claras unas pinceladas básicas sobre albañilería (como para qué sirven ciertos instrumentos y sustancias) pero sobre todo hay que tener muy presente estas 3 claves que os dejamos a continuación:

  1. Llevar siempre protección.

Siempre se debe llevar la protección adecuada. Esta es y será siempre la principal y absoluta prioridad en las normas cuando hablamos de trabajos físicos y manuales, especialmente en la albañilería y la construcción.

Por insignificante que parezca la tarea debemos tener mucho cuidado con los trozos, escombros, cristales, cables e incluso nuestras propias herramientas, que son un peligro importante para la salud, y pueden jugarnos una muy mala pasada a la primera de cambio.

Generalmente, lo principal serán las gafas y los guantes de protección, pero esto varía según la tarea y podría incluir casco, botas, etc. Aunque lo que haremos en casa seguramente sean pequeños retoques, la seguridad sigue siendo la prioridad número uno.

Geinsur echando hormigón

  1. Compra materiales de más.

Una vez tengamos las medidas y cálculos que necesitamos hechos, nunca está de más añadir algún que otro número extra a la suma, ya que los materiales rotos, esquinas y bordes que nos obligan a cortar losas o bloques, y futuros desperfectos harán que lo justo casi nunca sea lo suficiente.

Además, es frecuente que más adelante no se puedan volver a obtener estos materiales, o nos resulte difícil, ya que muchas losas u otros materiales se deben hacer por encargo y rara vez habrá un stock disponible del modelo exacto que utilizamos.

  1. Trabaja sin prisa.

Los trabajos de albañilería son, generalmente, permanentes. Un error, si no nos damos cuenta al instante, aunque puede remediarse más adelante, resultará extremadamente costoso, especialmente si nos percatamos tras acabar el trabajo.

Si somos nuevos en esto, lo mejor es asegurarse de cada paso que demos, realizando mediciones según la obra vaya avanzando, y comparando con lo que teníamos previsto.

Estas claves son imprescindibles para llevar a cabo cualquier trabajo de albañilería básico, sin embargo, no es más que la punta del iceberg, útil para pequeños arreglos. Si queremos un trabajo bien hecho, lo mejor es llamar a un profesional. Puedes consultar en la pagina dedicada a albañileria los detalles de nuestros trabajos. Ponte en contacto con nosotros para cualquier necesidad.

No lo olvides, con Geinsur estarás en buenas manos. ¡Llamanos al 955 945 985! Estaremos encantados de atenderte.

Compartir: